Spanish Chinese (Simplified) English French German Italian Japanese Portuguese Russian
De Elda a Madrid 1936-1952

Mi padre, que es la persona que más he admirado y la que más me ha influido, me enseñó a respetar a los demás.

Antonio Esteve Ródenas, para el arte Antonio Gades, nace el 14 de noviembre de 1936 en Elda, provincia de Alicante, y llega a Madrid inmediatamente después de la guerra civil. Su familia es una familia de obreros. Su madre trabaja en la industria del calzado y su padre, mosaista, es un comunista convencido que se enrola con las fuerzas republicanas un mes antes de nacer Antonio. Así pues, su padre deja a su madre y al recién nacido Antonio en Elda para ir a Madrid como voluntario e integrarse en el Batallón de Octubre.

Leer más...
Con Pilar López 1952-1961

Tras tomar lecciones de Manolo Vargas, primer bailarín de la compañía de Pilar López, Pilar me llama a Madrid y enseguida me contrata, haciéndome el año siguiente primer bailarín de su compañía, donde interpreté buena parte de su extenso repertorio. Fue ella la que me puso el nombre artístico de Gades. Era una ocasión inesperada y mi vida cambió de horizonte. Allí mismo me fue dando clases y poniendo coreografías, y así fui aprendiendo. Por espacio de nueve años recorrí los principales teatros del mundo, primero como miembro del cuerpo de baile de Pilar y luego como primer bailarín.

Leer más...
Italia, Francia, Barcelona y Madrid 1961-1968

En los sesenta comencé un recorrido artístico que me iba a llevar a forjar mi propio estilo coreográfico

ITALIA

Cuando deja la compañía de Pilar López, en 1961, Gades se va a Roma para colaborar en una coreografía del Bolero de Ravel, nada menos que con Antón Dolin, el bailarín británico de origen irlandés que coreografiara en 1932 el estreno del Bolero en el Sadler's Wells de Londres. De Pilar López Gades ha adquirido una formación clásica y aporta a Dolin su experiencia como bailarín español. Dolin imagina los pasos y Antonio les da carácter.

Leer más...
Del Flamenco a Bodas de Sangre 1968-1975

En 1969 realiza la coreografía de El Amor Brujo con la Ópera de Chicago. Representa la obra en Francia, Italia, España, Japón, Estados Unidos, Marruecos y Argentina, entre otros países, con su propia compañía, el Ballet de Antonio Gades.

Cristina Hoyos ya llevaba un tiempo bailando en fiestas y tablaos sevillanos e incluso había realizado una gira por Estados Unidos en el ballet de Manuela Vargas cuando Antonio Gades la vio actuar. Desde entonces, de forma casi inmediata, Cristina Hoyos recorrió España y el mundo entero en su compañía como primera bailarina durante veinte años (1968-1988).

Leer más...
Entre Altea y Cuba 1975-1978

Al año siguiente de unirse con Marisol, llega su primera obra maestra, BODAS DE SANGRE. Su intención con esta obra era rendirle homenaje al poeta, teniéndose que ir a Roma para estrenarla.

La preparación del espectáculo, según comenta Emilio de Diego, autor de la música, se lleva a cabo en los estudios Amor de Dios de Madrid, donde Antonio había colocado un cartel en la puerta que rezaba: Prohibida la entrada a Emilio. La razón era que primero quiere realizar el esquema coreográfico partiendo de la adaptación para ballet que había hecho Alfredo Mañas para sólo después permitir incorporar la música.

Leer más...
El Ballet Nacional Español 1978-1980

Yo creo que tenemos la danza más maravillosa del mundo que con una política cultural, se podrían hacer tantas cosas...

En 1978 el director general de música y teatro, Jesús Aguirre, quien después fuera Duque de Alba, nombra a Antonio Gades director del nuevo gran proyecto para la danza española, primero de la democracia. Permanecí dos años en este puesto. Hasta que yo llegué no había nada. Yo organicé todo: clase de danza, de cante, compañía. Funcionaba de maravilla pero me echaron por motivos políticos.

Leer más...
La trilogía con Carlos Saura 1981-1990

En el teatro, el espectador tiene un ángulo de vista de 180 grados, mientras que la película le permite 360 grados.

Cesado del Ballet Nacional, Gades funda junto a antiguos compañeros de su compañía y otros incorporados al BNE la GIAD. El Grupo Independiente de Artistas de la Danza, una cooperativa que durante un año lleva la mejor danza española por todo el mundo. Era un BNE alternativo. Propio de Antonio. A mí no me han instrumentalizado nunca, ni en el franquismo ni ahora. Por eso somos la única compañía de ballet privada que existe, y que funciona como una cooperativa.

Leer más...
La mar 1990-1993

Cuba no es una aventura, es el puerto de mi vida.

La avalancha de éxitos obtenidos en la etapa con Carlos Saura y el hecho de que dos mujeres tan importantes en su vida como Cristina Hoyos y Pepa Flores ya no estén con él, fuerzan a Antonio, extenuado en la carrera, a retirarse del baile y disuelve la compañía. Con Daniela Frei, de quien se separará en 1993, vive en tranquilidad, navegando y siempre navegándole la idea de volver.

Leer más...
Vuelta al ruedo 1994-1999

Siempre me ha gustado apoyarme en una obra literaria, ¿Para qué me voy a poner a inventar una, si existen muchas historias maravillosas en la literatura.

Después del retiro del navegante vuelve Gades al ruedo para crear su última obra. José Manuel Caballero Bonald ya le había comentado quince años antes que el clásico de Lope de Vega Fuenteovejuna se adaptaba perfectamente a lo que a Antonio le pedía el cuerpo.

Leer más...
Me iré como el viento 2000-2004

Antonio Gades se retira de los escenarios: Haciendo Fuenteovejuna en el Lope de Vega de Madrid. Era el protagonista, un chico joven, y tenía que ir al rio a recoger a la chica, que estaba lavando. Me arrodillaba, jugaba con ella, me levantaba. Un día sentí un ruido horroroso en las rodillas. Y cuando me levanté le dije: tengo edad para comprarte una lavadora y ponerte un piso, pero no para venir al rio. Y ya no bailé más. En las últimas giras de la compañía, su papel en Carmen, Don José, y en Fuenteovejuna, Frondoso, los baila, con gran éxito, José Manuel Huertas.

Leer más...